De viajar en transporte público y otros deportes de riesgo

Soy usuaria del transporte público. De siempre. Quizás el hecho de venir de una ciudad mas o menos cómoda y que al sacarme el carnet de conducir mi padre no me dejara el coche ni en sueños, ha hecho que el bus, el metro y mis piernas sean mi medio de transporte. Pero hay algo