Viajar con niños. La maleta Trunki.

Nosotros somos de viajar mucho. No es que estemos recorriendonos el mundo cual Willy Fog, pero al tener la familia fuera, pues muchos fines de semana vamos a visitarlos. También el empezar nuestra relación en la distancia, hacia que algún fin de semana que otro uno de los dos se desplazara.

En esta casa el tener una maleta es imprescindible. Tenemos tres maletas medianas y tres pequeñas (o de cabina, como se les conoce). Ahi en funcion de los dias que nos vayamos o de la epoca del año que sea, pues necesitas mas o menos. Y el ir a casa o a hotel u apartamento. Si vas a casa de tus padres, pues pijama, cepillo de dientes y ciertas cosas de aseo pues no las necesitas.

Y llegó él.

Y llego Pollito. No diré nada nuevo si digo que el viajar un fin de semana con un niño, o un bebé (y no me quiero imaginar ya con mas de uno) supone llevar un maletero que ni los de la gira de la Pantoja en sus mejores tiempos.

Carro, pañales, cosas de comida, cuna de viaje, juguetes…vamos, una mudanza. Pero el tema ropa es mas o menos fácil ya que con esa miniropa pues en un bolso de carro o una mochila de gimnasio puedes apañar ropa para mas o menos días (y siempre están las abuelas dispuestas a lavar lo que su niño se ensucia)

Pero los niños crecen, y con ello la ropa. Y se manchan mas (parques, croquetas en el suelo de un bar porque si, yo como solito…) por lo que ya te planteas el coger una maleta para el, y así que cada uno lleve su ropa y su cosas.

El regalo de cumpleaños.

Estos dos años nos hemos ido apañando, pero el peque ya quería tener su propia maleta para sus cosas. Así que las chicas de Muymami nos enviaron una maleta para Pollito por su cumpleaños. Una trunki!! Ademas, no podría haber llegado en mejor momento ya que hemos estado de viaje este mes de mayo y el que el tuviera su propia maleta, nos ha venido de perlas.

Aqui Trunki en modo perrete enganchada al carro.

Una maleta especialmente para ellos.

Muchos pensareis que una maleta es una maleta, que da igual. Pero os digo que no. Lo mismo que si viajas en avión aconsejan una maleta semirrigida que soporte los golpes, para una de cabina una que tenga fuelle para poderla ampliar un poco si no viajas en avión y ganar espacio, para los peques esta bien que tengan su propia maleta. Y trunki es una maleta que los peques identifican fácilmente.

De la trunki lo primero que llama la atención es su diseño. Son colores llamativos, diseños “cantosos”…pero es que es lo que a los peques les gusta. Porque no hay un modelo de purpurina, que si no Pollito lo hubiera escogido, se tira a todo lo que sea brillante.

Trunki tiene ruedas, por lo que para transportarla se hace mucho mas cómodo. Creo que uno de los mejores avances de la historia ha sido el ponerle ruedas a las maletas.

Veo el maletón de Alfredo Landa que llevaron mis padres en su viaje de novios y me tiemblan las carnes de pensar en arrastrar con semejante muerto. También tiene una cinta con la que puedes llevarla a modo de bolso o también tirar de ella a modo de “perrete”.

Y aquí viene una de las cosas que mas me gustan de ella: el peso que soporta. Están fabricadas con el mismo material que una maleta de adulto, por lo que aparte de soportar golpes, puedes remolcar al peque para llegar antes a la puerta de embarque.

Y si tiene retraso el vuelo, pues entretenerlo un poco. De esta guisa nos vimos el otro día en el aeropuerto tras enterarnos de que nuestro vuelo salia una hora mas tarde. Y dos pájaros de un tiro: Pollito entretenido, pasajeros entretenidos.

La capacidad de una trunki.

La trunki parece pequeña, la verdad que no es un maletón. Pero es adecuado para que la lleven los niños y para que lleven suficientes cosas en ella.

Trunki en casa de los abuelos

Para la semana en Tenerife, yo llegué a meter: 8 camisetas, 1 pijama, 5 pantalones, 1 peto vaquero, manguitos, bañadores, calcetines, un par de sudaderas y 1 chanclas y 1 zapatillas de lona.

Este fin de semana para casa de los abuelos llevaba: 4 camisetas, 3 pantalones, pijama, chanclas, zapatillas, calcetines, bañadores, manguitos, toalla. bibe y pañales.

Ojo, que todo esto también depende de la destreza y el arte que se tenga en hacer maletas. El doblado vertical y evitar muchos “porsiacasos” ayuda mucho.

Una opción genial como regalo.

En fin, que a nosotros nos encanta, la verdad que llevaba tiempo planteándome pedir una para su cumpleaños.

Porque es un regalo muy aparente y agradecido. Y una vez visto el juego que da, sin duda sera una de mis opciones de regalo para futuros cumpleaños de amigos.

Ademas, no solo sirve como maleta (es lo que es). También se puede usar para guardar juguetes cuando estáis en casa, al llevar ruedas y poderse subir en ella, es un correpasillos. Aquí sin duda esta siendo el objeto de deseo de la primavera.

Una vez mas muchas gracias a Muymami por este detallazo por el tercer cumpleaños de Pollito. Y si entráis en su web, vereis que no solo tienen Trunkis, tienen miles de artículos mas para el bebe, la mamá y muchas ideas de regalo para los peques. No les falta detalle!

One thought on “Viajar con niños. La maleta Trunki.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: