Vacaciones en familia

Ahora que se acerca el verano todos nos ponemos a mirar y a hacer planes de donde pasar estos dias de calor y relax.

De pequeña mis padres lo tenian claro: playa. La verdad es que de siempre nos ha gustado mucho la playa, las olas, la arena, hacer castillos y sentir el salitre en la piel. Pero cuando tienes niños pequeños, a veces la playa es un tanto engorro, tienes que tener muchisímo cuidado con el sol y no siempre está el agua, o mejor dicho, el oleaje para poder bañar a los peques.

De ahí que este año nos replanteemos las vacaciones tipicas familiares y busquemos alternativas. Pollito todavia es muy pequeño para unas vacaciones culturales, recorriendo ciudades ya sea en España o fuera de ella, y esta en una edad en la que le interesa mas estar con otros niños, tirarse al suelo a hacer la croqueta y en fin, ser un niño.

Por eso buscando y buscando pensamos que algo que le vendría muy bien seria un lugar en el que aparte de estar con otros niños, hubiera actividades para el y de paso, para nosotros. Nosotros somos mucho de salir a caminar, hacer rutas ya sea en ciudad o en el campo y queremos inculcarle a el desde ya ese tipo de actividades.

Y en una de esas noches en vela que te dan los bebés fue donde descubri la Fundación Pere Tarrés, dónde puedes encontrar una serie de alojamientos para la familia con montones de actividades para todos, excursiones y en fin, la forma de pasar unas vacaciones divertidas y distendias.

La Fundación Pere Tarrés además ofrece campamentos de verano y de esquí y un montón de actividades mas, cosa que tendremos en cuenta en cuanto Pollito sea un poco mas mayor y quiera irse de vacaciones “por su cuenta”

A mi, personalmente, de todas las opciones que ofrecen para pasar unas vacaciones en familia es la de la Costa Dorada, en la Casa de colonias Artur Martorell por varias razones.

Primero, quiero estar cerca de la playa, pero haciendo algo distinto a repanchingarme en la tumbona, ir al chiringuito a la cervecita y hacer castillos con Pollito durante horas. Un dia vale, una semana, un poco repetitivo.

Segundo, no conozco la Costa Dorada. Al ser andaluza, siempre he veraneado en la Costa del Sol o en la Costa Tropical, y ya va siendo hora de ir probando cosas nuevas. Y ya que ahora vivimos en Madrid, la distancia se hace mas corta, creo que antes no nos habiamos planteado ir por eso mismo, por las horas de viaje. Ahora que estamos mas cerca…por que no?

Tercero, es una buena forma de que Pollito conozca e interactue con otros niños y nosotros poder conocer a familias como nosotros, ya que en nuestro circulo todavia no hay mucha descendencia, y no siempre podemos ir al mismo ritmo que nuestrso colegas.

Asi que en cuanto tengamos los dias de vacaciones firmados, y si no nos ponen ningún compromiso familiar, a descubrir esta parte de la peninsula que nos iremos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: