Una madre de día para Pollito

Todo el mundo que me conoce y conoce a Pollito sabe que es un niño muy alegre, espabilado, risueño, gracioso, también muy cabezón e intenso, muy intenso. Y guapo, que no se me olvide.

Allá por febrero yo ya no podía mas, necesitaba no estar con él. Si, suena feo, pero cuando te pasas 24 horas al día con una persona, por mucho que sea tu hijo y lo quieras más que a tu vida, necesitas echarlo de menos.

Aqui en Madrid la opción de escuela infantil resultaba inviable. Las que tenemos cerca (y creo que todas) son caras y con un solo sueldo pues no podemos permitirnos el pagar casa, coche, guarderia, y comer. Además, el hecho de no tener yo trabajo remunerado no me da derecho a percibir ninguna ayuda. Para recibir algo o tendriamos que ganar muy poco, o no estar yo con el padre de Pollito, o el niño no estar reconocido…o yo soy muy legal y no me conozco los chanchullos.

Hablándolo con una amiga, ella decia que se encontraba en la misma situación. Nuestros hijos se llevan apenas 3 semanas, y ya con la edad que tenian necesitaban algo más que estar todo el dia con nosotras y estar con mas gente y mas niños. Sinceramente, cuando son todavia bebés me da bastante penilla, pero por la baja maternal de risa que hay en este pais a muchas familias no les queda mas remedio, pero cuando ya tienen un año y medio o asi, muchos niños necesitan salir de casa y hacer actividades.

Asi que empezó la búsqueda. Yo buscaba algo para poder dejar a Pollito un par de días en semana, unas horas, lo justo para yo poder hacer algo en el pc, buscar trabajo, arreglar la casa y poder hacer la compra sin volverme loca. Miré la opción de casa de niños de la Comunidad, pero no hay ninguna cerca de casa, y tardar 1 hora en llegar a una para dejarlo 4 horas, no me sale a cuenta. Miré tambien alguna ludoteca, pero la que fui 2 veces a preguntar y dejé mi teléfono, no me llamaron, asi que no es que yo sea mega exigente, pero si estoy interesada en tus servicios, al menos llámame.

Así que buscamos opciones de Madre de día.

Una Madre de día es una alternativa  a la escuela tradicional. Es un grupo reducido de niños de 0 a 3 años en el que una cuidadora esta con ellos y hacen las mismas actividades que harían en una escuela infantil, pero en un ambiente de hogar. Asi en resumidas cuentas, es como si se quedara con una tita o una amiga, pero que esa tita o esa amiga tiene conocimientos pedagógicos.

Hay diferentes tipos de Madres de día, unas siguen el metodo Montessori, otras el Waldorf, Pickler, de todo un poco…si quereis saber más, aqui lo explican requetebien.

Pues nada, llamé a una que tenia cerca de casa y quedamos con ellas para conocernos, ver el sitio y preguntarles dudas.

El piso es muy mono, tienen juguetes, tronas para comer, la habitación para echar la siesta y un jardincito puesto que es un bajo. Nos gustó y quedamos en que comenzaria el mes de marzo.

Los primeros dias fueron durillos, Pollito se quedaba algo triste y algún dia lloraba incluso cuando volvia a recogerlo. Pero magicamente esto cambió. De repente se dio cuenta que se lo pasaba bien a pesar de no estar yo alli, que jugaba, cantaba, cuidaban a la tortuga y hacia muchas cosas con sus colegas.

Las chicas me contaban que a veces se iba a la puerta y decia: mama? ahora viene. y se volvia al salón a seguir con las actividades. Algo que me gusta de aqui es que no obligan a hacer nada. Se propone una actividad, pintar, pero si alguno no quierey prefiere estar con un coche jugando, pues juega con el coche. Aunque con la edad que tienen y que son monillos, si se ponen 2 a pintar, los otros 2 le siguen.

Allí también come. Preparan la comida alli (una de las chicas también es nutricionista) y en lo que pueden ayudar, ayudan. Colocan sus tronas y cogen sus baberos, Llevan la fruta y el pan a la trona y también ayudan a recoger. El tema comida no me preocupaba en exceso puesto que Pollito de siempre ha comido muy bien. Y aqui me lo corroboran.

Y a día de hoy, Pollito va súper feliz, sube las escaleras muy contento y de camino va diciendo: voy a jugar con Celia, con Jairo, con Miguel y la tortuga…Canta un montón de canciones (aunque el cumpleaños feliz es su megahit) balia, juega con sus juguetes la mar de bien y se empieza a entretener solo. También considero que forma parte de la edad, que ya va madurando. Pero también creo que sin la casita a lo mejor mucha de su evolución no habria sido posible.

Sin duda es una de las cosas que hemos hecho por el que mas contenta estoy. Por mi, porque descanso de Pollito Intenso un par de mañanas a la semana, por él, porque esta aprendiendo que también puede estar sin mamá y pasarselo bien.

Ahora en julio termina, pero en septiembre seguro que volvemos otra vez. Me encanta ver a Pollito tan contento cuando voy a recogerlo…y tan agotado que a veces se me duerme de camino a casa…

¿Conocias la iniciativa de Madres de día? ¿Qué te parecen?

9 thoughts on “Una madre de día para Pollito

  1. Yo por horario no me daba para madre de día, más bien seria madre de tarde-noche así que tuvo que ser guardería y teniendo una cerca de casa que cerraba a las 22:30 pero que soy de la opinión que mientras la criatura sea feliz que más da una cosa u otra.

  2. Es una opción genial y como más natural. Yo lo estuve pensando pero por precio y horario no podía ser.

    1. Aqui en la capital del reino si echas cuentas no es mucho mas caro que una escuela infantil al uso. Y si, estan como en su casa. La verdad es que estamos contentos tanto por el trato como por las facilidades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: