Organizar una boda y no morir en el intento: El lugar.

Pues si, me caso. Mi gente lo sabe y estan felices y contentos. La verdad que una boda (a pesar del desembolso que ello conlleva) es un motivo guay de reunión.

Desde que decidimos que nos ibamos a casar, nos pusimos manos a la obra. ¿Que queremos? ¿Donde lo queremos? Estaba claro. La boda iba a ser en mi tierra, y el lugar…eso estaba por ver.

Ahi empezó mi incursion en el mundo bodil. Queriamos una ceremonia civil en el mismo sitio del banquete. Asi que lo de mirar iglesia nos lo ahorramos (de todas formas, el tener un miembro de la iglesia en la familia, te hace jugar con ventaja, podriamos haber tenido sitio sin problema). Hotel estaba claro que no, nos apetecia algo mas estilo finca o palacete o caserio. Bien, vamos acotando. En la ciudad o en las afueras? Como venia gente de fuera no queriamos moverla ni marearla mucho por lo que miramos en ciudad. Ya nos acercamos. Al final teniamos en mente un palacete de gestion privada en el centro y otro de gestion municipal cerca de mi barrio. Bien. Con esto pues a la busqueda del catering que nos diera de comer. Solicité varios dossieres y presupuestos via mail y unos me contestaron mas rapido y mas amablemente, otros ni eso, y otros…bueno, parecia que me hacian un favor (cuando su cubierto medio no baja de los 90 euros)

Investigamos tipo de cocina y servicios que ofrecian, y otra vez por descarte. Otros los descartamos porque directamente nos querian vender “sus espacios” y mira, no. No quiero casarme ni comer bajo una carpa. No somos el Circo Mundial (con todos mis respetos al Circo Mundial). Al final concretamos citas con dos caterings que eran los que nos resultaban mas atractivos (en cuanto a espacios, precio y servicios)

Y alli nos plantamos ese fin de semana. Todavia sin decir nada a nadie, pero nosotros a lo nuestro. El primer catering la chica un amor, enseguida capto nuestras necesidades y gustos y aparte de los sitios que le habiamos comentado nos dijo que miraramos su espacio propio, que aunque esta en las afueras, estaba muy bien (ahi seria la opcion de contratar un bus para los invitados y de paso, ahorrarnos el aquiler del espacio). Asi quedamos, que mirariamos su espacio y ya le diriamos algo. Esa tarde nos fuimos de concierto. Por cierto, genial.

Al dia siguiente ya le dijimos a la familia lo de la boda (si, somos asi) y nos pasamos por el espacio de este primer catering. La verdad que esta muy bien comunicado y el lugar esta genial. Tiene jardin, una pergola, un porche y un salon en el que el numero de invitados que manejamos cabria perfectamente. Al salir de alli con una idea bastante clara del lugar que nos gustaba, nos fuimos a visitar la otra finca. La chica nos atendio estupendamente, nos enseño todo, una finca con jardin y un porche en el que se celebraria el almuerzo, la zona de la barra libre, zona de descanso y los baños. La verdad es que tambien era muy bonito, pero habia un par de detalles que nos echaban para atras…y ya nos habiamos enamorado del otro espacio. Creo que la decision estaba tomada.

Asi que sin darle mas vueltas, volvimos a echar cuentas, comprobar fechas, y tras confirmar que mi fotografo favorito lo tendria para mi, llamamos a la chica del primer catering y le dijimos que adelante, que nos casabamos con ellos.

Ahora ya nos queda elegir el menu, los detalles que pondremos tanto en la espera como en la barra libre…y que llegue el dia. Parece que no, pero el tiempo vuela, y hay cosas que hay que dejarlas para el ultimo momento, por mucho que lo queramos hacer ya.

Pero a fin de cuentas, el lugar escogido es el que a los novios les llene, que se vean alli de bonito celebrando la vida y el amor con su gente, da igual si es en ciudad, en medio del campo o en lo alto de un monte, lo importante es reunirse al fin y al cabo.

Seguiremos informando….

5 thoughts on “Organizar una boda y no morir en el intento: El lugar.

    1. puff!!! calla…que eso me supuso mas de un quebradero…pero esta solucionado. Tu ya sabes que tendras tu silla giratoria tipo la voz y decidiras quien pasa a la barra libre

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: