Bipolaridades y multimanías de Pollito

Tengo un hijo bipolar. Pero no bipolar de enfermedad con su tratamiento. No. Un niño que dos segundos quiere una cosa, y a los siguientes dos, otra. Me diréis que es normal, que todos los niños son como el. Lo se. Y me consuela, no vayáis a creer.

Aparte es multimaniático. Si, todos tenemos manías, pero es que las suyas rozan el absurdo y no tiene una o dos, tiene doscientas! Ya es bien conocido como Pollito monta el pollo, pero con esto de hacerse mayor, hemos pasado al siguiente nivel.

Y que hago yo con esto? Pues reírme, y contarlo.Porque todos sabemos que las penas y desgracias si se cuentan y se ve que no somos los unicos que las sufrimos, pues es un consuelo.

Bipolaridades.

Esto es fácil. Dos minutos quiere una cosa con todas las fuerzas de su alma, y al segundo no. Así, simple. Sin mas explicación.

Cuando vas por la calle la gente lo mira. Y se ríe. Porque yo la verdad, como ya me lo huelo, pues me quedo esperando a que el solo reaccione y cambie el chip. Es que no hay mas.

Recuerdo un día volviendo de pasar la tarde con unos amigos. Teníamos que coger el metro pero íbamos a coger el que esta mas cerca de casa de estos amigos para acompañarlos. Pasamos por una boca de metro. Y comienza el show:

Pollito: el treeeeennnn!!!! vamos al treeeennn!!! A casa en treeeeennnnn!!!!

Su santa madre (yo): pero cariño, ese no es el tren que nos lleva a casa, tenemos que ir a otro que es el tren de casa. Ademas, este no tiene ascensor.

Pollito: nooooo!!!! El treeeeennnnn!!!!!

Yo: Venga, que si nos montamos en ese tren no llegamos a casa.

Pollito: noooooo!!! El treeeeennnnnn!!!!….uy, es verdad, este tren no nos lleva a casa. Vamos al otro tren.

Asi, tal cual. Tengo testigos.

Como esa escena tenemos mil. Que quiere ir al Mercadona y llora porque quiere ir al Mercadona, pero en cuanto aparecemos por la puerta del Lidl se emociona porque va a cortar el pan.

Querer coger el bus y pasar por el metro y meternos en el metro. Al revés también.

Llorar porque vamos a casa de un abuelo y cuando aparecemos mas contento que unas castañuelas porque esta ese abuelo esperándole…en fin. Pollito es así. Bipolar con toda su fuerza. Que son muchas.

Multimanías.

El tema de las manías pues bueno, todos tenemos algunas. Pero es que las suyas rozan lo absurdo. Es muy metódico para lo que le da la gana, y esto llega a convertirse en algo pesado.

A la hora de dormir tiene su ritual. Vale, todos los niños lo tienen, pero es que el de mi señor Pollito roza lo absurdo. Hemos sido un poco “difíciles” para dormir, por lo que hasta que se destetó se dormía en la teta y luego lo llevaba a su cama.

Luego pasamos a la “leche de bebé”. O lo que viene a ser un bibe de leche. Antes cogía el su bibe y se lo tomaba tan tranquilo. Ahora tiene que estar calentito. Pero el calentito que el considera óptimo. Y aquí viene lo mejor: cuando esta muy caliente, en vez de esperar…te dice que lo calientes que quema!!! Lo quiere meter de nuevo en el micro y calentarlo. Por mas que le intentamos explicar que así se va a quemar, el no entra en razones. El que lleve desde las 7 en pie sin siesta y a tope tampoco ayuda a hacerlo razonar.

Otra manía de la “leche de bebe” es que el no toca el bibe. Como si tuviera pinchos. Así que tenemos que sujetarlo nosotros ya este en brazos para tomarlo o en su cama. Y en su cama primero hay que ponerlo en la esquina junto a la baranda y luego dárselo. Que si no no se lo toma. Metódico que es uno.

Multimanias en la mesa.

El batido. Tiene que poner el la pajita. Que si no no se lo bebe. Y no nos bebemos uno. Nos los bebemos a pares.

batido
sacamos todos los batidos que haya. Aunque nos tomemos solo uno. Y en fila! no se vayan a revolucionar.

La tortilla si la partes con el tenedor no vale. Tiene que ser con el cuchillo.

Y cada uno en su sitio. No te vayas a sentar en otro lugar que no sea el tuyo, salvo que no este el dueño de esa silla, que entonces si.

Ojo! no cojas la taza de papá, que es la taza de papa!! Pero esto ya lo hemos ido encauzando diciéndole que nos prestamos las cosas. Porque si no vaya shows montaba a las 8 de la mañana, para alegría de los vecinos.

 

Multimanias on the road.

Si vamos en coche, el se tiene que subir y bajar de su silla. Da igual que tardemos 10 minutos. Si lo intentas sentar tu, ya hay pollo montado.

Ah! Si vamos todos en el coche, por supuesto es papá el que lo tiene que atar y desatar, mamá no. Solo se salta esta regla si es su abuelo favorito el que lo saca de la silla.

En el metro, tiene que llamar al ascensor. Alguna vez le ha regañado a algún señor que le ha dado antes que el al botón, y se enfada si las puertas se abren solas. Un día tuvimos que esperar al siguiente tren en el anden de nuestra casa para darle al botón. Una vez que le dio, nos fuimos.

Es un explorador nato.

Multimanias varias.

Aunque tu enciendas la luz, el la apaga de nuevo y la vuelve a encender. Lo mismo con el grifo.

La tele se apaga desde la propia televisión, no desde el mando.

Si no nos quitamos las zapatillas antes de la leche de bebé, nos dormimos con ellas puestas. Aquí su malamadre se le ha olvidado alguna vez el quitárselas dormido y hemos amanecido con ellas.

Una de las ultimas es llamar al timbre cuando volvemos a casa. Que mira que no hay nadie en casa y yo abro la puerta. Y como digo, si un día nos abren, me cago viva me daría un buen susto.

Así ahora mismo no se me ocurren mas, pero seguro que hay muchas, pero estas son las mas frecuentes.

Ah! Y aquí por supuesto que funcionamos con sobornos  por objetivos: Venga! Vamos a recoger que veamos los dibujos! Vamos al tren que cuando lleguemos tenemos una moneda de chocolate…y así con todo.

Algo bueno tendria que tener, ayuda que da gusto…a veces hasta demasiado.

 

Por favor, dejadme en comentarios las multimanias de vuestros hijos. Es un gran consuelo el no verme sola ante esta situación. Y mientras…me tomare la vida con humor y alegría, que no queda otra…

 

4 thoughts on “Bipolaridades y multimanías de Pollito

    1. Es el consuelo que me queda, que mi hijo no es el único…y ya leyendo cada mañana a La Diva, pues me siento mejor. jajaja!!! Gracias por pasarte y comentar! Un besazo hermosa!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: