Formando una familia

Yo ya lo dije, hemos tenido bastante suerte buscando los embarazos de Pollito, y de ahora bebé, pero en esta segunda aventura he conocido parejas, amigas ya, que no lo han tenido tan fácil. Su camino ha tenido algún que otro obstáculo, y como todavía parece que hay un tabú en torno a esto y en torno a las pérdidas gestacionales, le pregunte a una de ellas si quería contarme su historia y como esta llevando el proceso.

Hay que decir que no hay dos casos iguales, como ya comente en otro post hay quien por circunstancias de la vida lo tienen un poco complicado. He aqui una de las miles de historias que hay en la calle.

La historia de J.

Hola, me llamo J y tengo ahora mismo 35 años. Mi pareja, S y yo nos casamos en 2010 y tras la boda, pues como muchas parejas hoy en día, nos pusimos a buscar el bebé.

Nosotros llegamos a la decisión de la FIV sin pensarlo, hay gente para la que se le cae el mundo encima tener que recurrir a ella, o llegar al momento de descubrir que es su única salida es un mazazo.

Para nosotros no, después de 2 abortos, no quedarnos durante un año después de dos intentos a la primera o segunda anteriores, nos metimos de lleno en IA para intentarlo sin pensarlo.

Por suerte nos quedamos a la primera pero terminó en aborto, en todo ese tiempo y procesos nos dio para ir pensando que tal vez hubiera que ir hasta el final e ir a FIV como al final fue, así que fue como una mentalización en todo ese tiempo, y bueno dispuestos a llegar hasta ovodonación o de embriones si hubiera hecho falta porque nuestro propósito era ser padres.

En este aspecto tengo que decir que la psicóloga de la clínica cuando me preguntaba por nuestro proceso, y nuestras tomas de decisiones y tal me alabó diciendo que efectivamente había procesado todo muy bien porque nuestro objetivo era de formar una familia y  no veía impedimentos en llegar donde hubiera falta mientras que lo normal con lo que se encontraba era con que las parejas no lo asumían bien, o algún miembro de la pareja no lo llevaba bien ocasionando problemas entre ellos.

Por suerte ni fue nuestro caso, sabíamos lo que queríamos (un bebé) y que esto era la manera de poderlo conseguir.

He de decir que nuestro tratamiento ha sido por lo privado, porque, aunque es nuestro primer hijo y nos lo cubre la Seguridad Social, nos han dado una lista de espera de 30 meses, por lo cual decidimos invertir nuestros ahorros en esto. No es barato, pero cuando quieres algo pues valoras si te merece la pena ese desembolso. Y a nosotros nos lo merecia.

Una vez decididos a hacer esto, pues comienza la búsqueda de clínicas, comparar servicios y precios,  las visitas al medico y paseos a las consultas.

Tratamiento.

Hay varios nombres y marcas y graduaciones pero todo son lo mismo.

Primero te hacen un análisis para ver tu reserva ovárica y una ecografia cuando te baja la regla a ver cómo están los ovarios y ver si se puede empezar, en función de tu historial (dificultad de embarazo o no, poliquisticos, reserva ovárica…) te ponen una medicación u otra y una graduación, buscando la que te puede venir mejor para estimular y obtener buen número pero sin hiperestimular.

En mi caso me dieron un calendario con lo que tenía que ponerme cada día hasta la siguiente eco, a veces son un pinchazo, a veces dos dependiendo del tratamiento, te haces una experta tipo breaking bad.

Tienes que andar con agujas y mezclando botecitos donde está el líquido por una parte y el polvo por otra.

En otras ocasiones es más sencillo pues ya viene todo en el mismo bote y ya otras viene en una especie de “boli” o “pluma” que solo tienes que girar una rueda con la graduación y pinchártela.

Yo en concreto me pinchaba gonal y menopur. A los 6-7 días te hacen eco a ver cómo evolucionan y van contando los que hay y el tamaño y en función de cómo vas te ajustan la dosis o no y te siguen citando con más o menos frecuencia de unos pocos días e incluso días seguidos hasta que llega el día en que te citan para hacerte la punción

Punción y extracción de óvulos.

Ese día te citan, a nosotros en concreto nos dieron una habitación para que me preparara.

Me llevaron a quirófano y te duermen, dura unos 20 minutos. Yo me desperté de camino en la camilla a la habitación, vas medio atontada, me contaban cosas que luego no recuerdo, decir que yo en ningún momento anterior a la punción me sentí hinchada ni dolorida, hay gente que si.

Mientras a mí me hacían eso, S tenía que hacer la muestra de esperma en la habitación que se queda aislada hasta que terminan conmigo y recogen su muestra y llevan con lo mío todo junto para que no se separen y haya lugar a error.

Previamente le habían dado a S sus instrucciones de abstinencia los días previos y como recoger la muestra correctamente.

Cuando ya se pasa la anestesia me dieron para desayunar y para casa, día tranquilo de reposo y si había dolor un analgésico. También decir que en ningún momento me sentí dolorida, un poco incómoda pero ya está. Antes de irte te informan de los que han sacado.

Lo peor vienen los días siguientes, te dicen que te van a ir llamando para informar de la progresión, a mí me llamaban todos los días y a primera hora.

El resto de la historia: 17 óvulos, 11 maduros y fecundados, que fueron quedándose en 8, luego en 6, luego en 5 que se hizo el DGP que tardó 10 días: de los 5, 2 buenos. La regla me bajó a los pocos días de la punción: 5-6 días y esperar un ciclo para hacerme transferencia.

Hay ocasiones en que si no se dejan madurar los embriones hasta tantos días se ponen en el mismo ciclo al día siguiente de la punción.

Por cierto los embriones son calidad a, b, c o d, los míos eran b los dos. Y últimamente las clínicas apuestan menos por embarazos múltiples.

Quirofano playmobil

Transferencia y…positivo?

Pues llega el día en el que los embriones están preparados. Tu también te has estado preparando para que tu cuerpo acepte “el nuevo inquilino”.

El día indicado vuelves a ir a la clínica, en el que en un quirófano te ponen el embrión seleccionado. Resulta curioso porque en la sala en la que estas hay una pantalla en la que se ve como cogen tu embrión, y lo traen, leyendo en todo momento el nombre de los pacientes. Creo que esto lo hacen para seguridad, para no equivocarse y no hay los fallos que salen en los programas de la tele y noticias sensacionalistas.

Pues ya esta hecho, tras la transferencia estas allí un rato esperando en una habitación y al rato pues a casa. Y toca esperar. En unos 10 días tienes que volver a que te realicen una prueba de sangre en la que se ve el nivel de hormona del embarazo en sangre, la tan conocida “beta”.

En esos días se te pasan millones de cosas por la cabeza, desde que si, que esta vez si es la buena, que no, que no ha cuajado…. Te pasas el día yendo al baño esperando no manchar, te observas el pecho, si la barriga esta mas hinchada… Así que lo mejor es distraerse lo máximo que se pueda, aunque es difícil.

Y tras esos 10 días de espera, pues análisis….y otra vez esperar. Te dicen que en un par de horas te llaman. Hay veces que (las que mas) que antes de ir a esa prueba te realizas un test en casa. Si salen las dos rayitas pues respiras un poco. Pero aun así, hasta que no te llaman y te dicen la frase de “Enhorabuena, estas embarazada”, no respiras.

test embarazo los simpson

Y ahora que?

Pues ahora…pues si, estoy embarazada. De 24 semanas. No sin tener ningún susto en este camino, pero por ahora todo parece que va a tener un buen final. Y cada día mas convencida que si, que la peque esta aquí para quedarse. Porque es una niña lo que estamos esperando.

 

Mil gracias a mi querida J, yo no he tenido que pasar por esto, pero cada día hay miles de parejas que se enfrentan a esto. Gracias de nuevo por explicarme todo esto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: